MECANISMO DE UNA MÁQUINA DE PRESIÓN DE AGUA

22/11/2017

Maquina de presión de agua | MultiDronet ©

MECANISMO DE UNA MÁQUINA DE PRESIÓN DE AGUA

La máquina de presión de agua es un mecanismo que se emplea para trabajos de limpieza diversa, ya sean paredes, vehículos, superficies interiores de una piscina, maquinaria agrícola o industrial, granjas, calles, placetas, etc. Las utilidades son infinitas, pues se puede aplicar sobre cualquier superficie y de ahí su gran pragmatismo y versatilidad. Además, se trata de una práctica inocua sobre las superficies tratadas ya que no suele incorporar aditivos abrasivos ni otros detergentes, lo que le confiere un valor añadido en lo que se refiere al respeto medioambiental.

El sistema se basa en el agua a presión, que al salir a tal fuerza, es capaz de impactar sobre la capa de suciedad para eliminarla con facilidad. El agua, en principio, puede proceder de cualquier red o depósito que se halle a disposición. También se puede considerar el empleo de agua caliente, que es más efectiva para deshacerse de superficies grasas, por ejemplo.

Aspectos a considerar de la máquina de presión de agua según el empleo

Para empezar, resulta muy importante considerar el tipo de superficie que se va a limpiar, pues hay sistemas que concentran más el chorro y no son convenientes para superficies vulnerables. En general, el estudio de la superficie, y de sus características (rugosidad, resistencia, tipo de suciedad acumulada) va a ser relevante, por lo que es imprescindible que nos pongamos en manos de técnicos cualificados. Del mismo modo, otra clave para elegir el mejor conjunto de máquina de presion de agua es la perfecta combinación de los parámetros de caudal y presión.

Obviamente, las características del motor de la hidrolimpiadora también resultan de vital importancia, pues es el motor el que proporciona la energía necesaria para permitir el bombeo de agua. En principio, el motor puede funcionar con corriente eléctrica o puede ser también de gasolina, diesel, hidráulico o toma de fuerza. Para el empleo doméstico (semiprofesional) suele ser más práctico el sistema eléctrico, ya que es ligero y económico, aunque necesitamos cableado hasta una red eléctrica o generador, con lo que la libertad para desplazarse es menor.

En lo que respecta a un uso más intensivo para cubrir superficies de mayor extensión y más arduas de tratar (uso profesional), se necesita una hidrolimpiadora de mayor capacidad y más potente. En según que instalaciones en las que no tengamos suficiente potencia eléctrica podremos utilizar un equipo con motor autónomo (diesel o gasolina), hidráulico o toma de fuerza (de un tractor, furgoneta, etc.).

 

La bomba

Dependiendo de la forma de bombeo se distinguen, en principio, las bombas axiales, que suelen estar sujetas a más problemas de mantenimiento por los cambios de temperatura, por eso se utilizan solamente en equipos semiprofesionales. Sin embargo, las bombas lineales son más robustas y presentan mayor durabilidad que las anteriores, por lo que son la opción en las hidrolimpiadoras de uso más profesional. Multidronet solamente dispone de bombas lineales.

 

El motor eléctrico

Este elemento puede estar fabricado con escobillas que presentan más desgaste por empleo continuado. También puede tratarse de un motor de inducción que garantiza un servicio de mayor garantía, al ser más compacto y resistente. Los equipos que funcionan a menos revoluciones, generalmente sobre las 1.450 revoluciones por minuto, también son más duraderos. En Multidronet solamente disponemos de motores eléctricos de inducción.

 

En función de la potencia y la presión

Si el uso va a ser netamente doméstico (hogar, muebles de jardín, vehículos, etc), una combinación de alrededor de 1.450 a 3CV de potencia y de 100 a 130 bares de presión con un motor de inducción, asegurará una vida útil larga, sin problemas de mantenimiento. Normalmente, el cableado llega a los 10 metros, con lo que la autonomía está garantizada.

Si el empleo de la máquina de presión de agua va a ser más continuado, y la suciedad resulta más resistente, se necesitará en general llegar a una presión de 200 bares, con potencia superior a los 5,5 CV, para proporcionar una máxima satisfacción de servicio.

Todo dependerá el trabajo que queramos realizar, para eso siempre recomendamos consultar con uno de nuestros técnicos.

Nuestras marcas